químicos

La Elección Entre Productos Químicos y Ecológicos

Para la limpieza e higiene profesional, ¿productos químicos o ecológicos?

La respuesta fácil y amable es: “Siempre que exista una alternativa ecológica debe utilizarse ésta, en vez de utilizar los productos químicos tradicionales”

Sin embargo, casi como siempre en la vida real, la elección adecuada no es tan simple ni sencilla.

Ambos tipos de productos de limpieza tienen sus fortalezas y debilidades, generalmente contrapuestas, y por ello habrá que evaluar que necesidades priorizamos y cuales sacrificamos.

Productos Químicos Tradicionales:

químicos

Tienen a su favor el ser usualmente más económicos (debido en parte a la escala de producción), en ser efectivos por su agresividad y en haber una gran variedad de productos desarrollados para tareas muy específicas.
Los inconvenientes, todos los conocemos, es que son en mayor o menor extensión contaminantes (del aire si utilizan compuestos orgánicos volátiles; de las aguas subterráneas o ríos, debido a filtraciones y disposiciones incorrectas; del suelo, nuevamente por disponerse los residuos incorrectamente o por pérdidas)
Suelen ser tóxicos y agresivos para personas y animales, por lo que deben ser utilizados con responsabilidad, utilizando equipos de protección personal y siguiendo las instrucciones del fabricante.

Productos Ecológicos:

ecológicos

Han sido desarrollados para evitar, o al menos minimizar, el impacto que causan los productos químicos tradicionales sobre el medio ambiente y las personas.
Suelen tener menores cantidades de productos químicos de síntesis y no contienen algunas sustancias especialmente tóxicas.

Algunos de los puntos fuertes de los productos ecológicos se basan en su biodegradabilidad, su menor agresividad (o directamente inocuidad) para las personas y en que son seguros de usar en ambientes de alto riesgo de contaminación, como por ejemplo en mesas de manipulación de alimentos.

La cara menos atrayente de los productos ecológicos viene dada por el, generalmente, mayor precio en comparación con los productos tradicionales. Además, en algunos casos, pueden ser menos eficientes por lo que deben utilizarse en mayor concentración y/o la operación de limpieza consume más tiempo, lo que unido al mayor precio conlleva un coste mayor apreciable.

Algunos productos ecológicos, aún siéndolo, pueden incluir compuestos potencialmente alérgenos para ciertas personas (por ejemplo, terpenos provenientes de los cítricos)

Encontramos también una clase de producto ecológico, los productos biobased que van un paso más allá, ya que se fabrican con materias primas provenientes de fuentes renovables como las plantas.  Por ello, además de no dañar el medio en el que actúan, en su fabricación no se consumen recursos valiosos irremplazables.

Se caracterizan por su gran eficacia en la remoción de todo tipo de suciedad y son muy versátiles, por lo que no es necesario disponer de muchos productos diferentes para realizar las diferentes tareas.

En el uso son además muy económicos por su gran rendimiento en comparación con los tradicionales.

Las desventajas se presentan por la forma de uso ya que debido a su características físicas es necesario variar la forma de trabajo para aprovechar al máximo el poder de los productos.

 

Entonces, ¿cuál elegir…?

Conviene aclarar previamente que para cualquier tarea de limpieza y mantenimiento hay productos químicos y ecológicos (nos referimos a los de buena calidad) que pueden realizar el trabajo adecuadamente.

A partir de lo anterior es necesario evaluar ventajas e inconvenientes para nuestras necesidades específicas de limpieza e higiene y decidir los productos más convenientes en función del trabajo a realizar, del personal asignado para la tarea y del tipo de empresa.

En CalidadNatural podemos ayudarle con la elección del producto adecuado para su empresa y las tareas a realizar.